Tag Archives: Manuel Castells

¿Es confiable el periodismo digital ciudadano?

14 Jul
"Venus del espejo" (1649-51), de Velázquez.

“Venus del espejo” (1649-51), de Velázquez.

Por: El Ciudadano Cake.

Cuando Castells distingue entre sociedad de la información y la sociedad informacional, se refiere a la diferencia entre el conocimiento adquirido por el hombre a través de los siglos y el que desarrolla a partir de la incorporación de las tecnologías de comunicación digital a la cotidianeidad, donde el factor clave es el uso de la información por parte de las mayorías.[1]

Por eso la sociedad informacional se constituye a partir de una sociedad red, donde los usuarios serían conexiones (nodos) que interactúan compartiendo contenidos dentro del ciberespacio.

Ante esta comunicación horizontal ejercida desde blogs, páginas electrónicas y redes sociales virtuales el individuo común se convierte en prosumidor: término creado por McLuhan para referirse a los usuarios que asumen simultáneamente el rol de consumidores y productores de mensajes, gracias a “la tecnología electrónica”.[2]

La facultad que ahora muchos poseen de publicar contenidos sin censura sobre lo que ocurre en su entorno, y que cualquier cibernauta puede leer al instante en cualquier parte del mundo, ha generado el debate entre académicos y especialistas.

Las preguntas más comunes sobre la posibilidad de ejercer una labor informativa libre y ciudadana desde la red son:

¿Es confiable el periodismo digital ciudadano?

¿Se pueden considerar como fuentes de información válidas los mensajes producidos por personas (o colectivos) comunes y corrientes?

Muchos especialistas señalan que no. Que nunca podrá competir la oferta independiente contra la que viene de los medios tradicionales –también circulante dentro del terreno virtual-, entre otras razones, porque no cualquiera tiene la formación para realizar el ejercicio periodístico, pues una de las principales carencias de los prosumidores radica en su incapacidad para verificar datos o presentar notas desprovistas de juicios y valores.

Otro factor que menguaría la fiabilidad del bando alternativo sería lo que Pellegrini llama la capacidad de “asignación de sentido”, es decir,  la función que sólo los periodistas y medios profesionales poseen para analizar los elementos del acontecer informativo y hacerlos comprensibles para el auditorio en general.[3]

¿Son estas razones suficientes para descartar los contenidos  que uno encuentre por Internet?

Es verdad que la falta de rigor en la labor informativa ciudadana ha sido un problema común que la estigmatiza.

Así, por ejemplo, OhMyNews (OMNI), proyecto surcoreano creado en el 2000 y cuya propuesta era la información generada por personas de todo el mundo, tuvo que realizar importantes ajustes a sus dinámicas debido a problemas de precisión de datos. Ahora se enfocan en incluir a los demás en cuestiones más de debate que de generación de notas.

Pero relegar la generación y análisis informativo sólo a manos de “los profesionales” es un objetivo perverso que unos pocos quisieran para volver a los vicios del pasado, es decir: para detentar nuevamente el monopolio de la “verdad”.

Asegurar que cualquier bloguero o tuitero puede, escondiéndose en el anonimato, tergiversar los hechos con fines particulares y ocultos, equivale a ignorar que en radio, prensa y televisión suele ocurrir exactamente lo mismo. En ambos casos se trata de sustentar con argumentos y datos verificables lo emitido. Apelar a la inteligencia de los usuarios.

Rigor mínimo

Existen cánones básicos de ética periodística, aplicables para corroborar la fiabilidad de lo que se va a publicar.

La Doctora Soledad Puente y otros científicos de la Universidad Católica de Chile elaboraron una lista de requisitos que debe cumplir el periodismo ciudadano para considerarse como tal:[4]

a) Elemento fáctico: que se refiera a hechos y no a opiniones.

b) Elemento de equilibrio: que se recurra a diversas fuentes.

c) Elemento de verificación: que se apliquen filtros para asegurar precisión.

d) Estilo directo y con intención informativa.

Efectivamente, debe existir un equilibrio y verificación de lo que se va a emitir. Es importante tomar en cuenta que se debe recurrir invariablemente a lo que publican los medios de comunicación tradicionales para corroborar datos y cruzar las diferentes versiones sobre lo ocurrido.

Pero,  pedir contenidos fácticos desprendidos de cualquier tipo de opinión o juicio es olvidar que el periodismo también es subjetividad.

El viejo estigma que aseguraba la “objetividad” de la labor periodística ya fue superado, pues negaba la existencia de procesos subjetivos inherentes como la narración, la interpretación e, incluso, la jerarquización previa sobre lo que es noticiable o no.

Sólo hay que recordar el caso de medios con una supuesta  información imparcial y aséptica, como los periódicos de la Organización Editorial Mexicana (OEM), los cuales fueron duramente cuestionados por la sociedad civil debido a la maliciosa distorsión de cifras y datos que presentaron sus contenidos “puramente informativos” durante las campañas electorales de 2012.

Posición de los periódicos de la Organización Editorial Mexicana el 12 de mayo del 2012, cuando el entonces candidato Enrique Peña Nieto fue increpado duramente por un grupo de estudiantes de la Universidad Iberoamericana, quienes posteriormente lo corretearon hasta su auto. Así surgió el movimiento #YoSoy132.

Posición de los periódicos de la Organización Editorial Mexicana el 12 de mayo del 2012, cuando el entonces candidato Enrique Peña Nieto fue increpado duramente por un grupo de estudiantes de la Universidad Iberoamericana, quienes posteriormente lo corretearon hasta su auto. Así surgió el movimiento #YoSoy132.

Libertad de expresión

Otro factor que reprueban los especialistas es el uso de ironías y palabras altisonantes en blogs o cuentas de Twitter y Facebook donde se presentan tópicos políticos o sociales. Se considera que estas conductas no contribuyen en nada a la construcción de una democracia deliberativa Habermasiana,  basada en la racionalidad y el respeto (lo cual puede ser muy cierto).

Hasta periodistas como Roberto Saviano claman por aplicar la censura en Twitter para expulsar a los trolls. Sin embargo, esto equivaldría a coartar su libertad de expresión y demuestra una falta de entendimiento total hacia la nueva dinámica interactiva de la comunicación online.

Al respecto, cito al periodista Darío Ramírez, director de Artículo 19,  México:

“Tal vez el insulto a un diputado, o a un político ratero esté bien ganado y el grito digital ofensivo e insultante sea lo único que tiene el ciudadano para mostrar su descontento. ¿También es inválido ese insulto? Al final, seamos francos, es irrisorio e iluso regular los insultos que no trasgreden los límites a la libertad de expresión”.[5]

Contrapeso informativo

Coincido con las versiones más conciliadoras que destacan la importancia del periodismo digital ciudadano no sólo como un contrapeso del mensaje de los medios convencionales, sino como pauta para una parte de la agenda periodística.

Retomo el ejemplo de las pasadas campañas presidenciales en México, en las que tan sólo se contabilizaron alrededor de 5 mil notas de los medios tradicionales enfocadas en los temas propuestos por las redes sociales, según datos de Artículo 19.

Además, gracias al uso de dispositivos móviles, como los celulares con cámara, salieron a la luz pública asuntos de corrupción o abuso de autoridad que, incluso, derivaron en sanciones a funcionarios públicos o en la remoción de sus puestos.

No olvidemos a todas las “Ladie´s” y los “Gentleman´s” de las élites políticas y sociales nacionales, balconeados en actitudes deshonrosas por Youtube en los últimos meses.

Actitud crítica

Finalmente, queda en los usuarios la responsabilidad de desarrollar la suficiente inteligencia para saber distinguir la calidad mínima necesaria en el contenido de medios tradicionales y online, para sortear obstáculos como los rumores, la manipulación de datos, la propaganda negra y la sobreoferta informativa.

Hace un tiempo, existió un sitio web llamado El 5antuario.org, el cual alcanzó cientos de miles de seguidores en México debido su propuesta crítica y contestataria. Su discurso era panfletario,  lleno de insultos a políticos y autoridades, lo cual es muy válido y catártico; pero contenía pocos datos o referencias que sustentaran las argumentaciones de su titular: Ruy Acosta, el 5anto.

La falta de equilibrio en un contenido donde predominaba lo subjetivo acabó con el 5antuario. Salieron a flote varias inconsistencias que menguaron su credibilidad, entre ellas la propagación de rumores falsos por parte de Acosta, quien aseguró ser perseguido por el gobierno, tener cáncer e inclusive fingió su desaparición por un tiempo.

El punto final se dio cuando el periódico Reporte Índigo criticó en el reportaje “Un 5anto no tan santo” esa situación. La respuesta del conductor fueron insultos y descalificaciones al reportero, en lugar de argumentos y pruebas.

"Un 5anto no tan santo", Reporte índigo (2/10/2012).

“Un 5anto no tan santo”, Reporte índigo (2/10/2012).

Con todo, el ciberespacio nos ofrece un sinnúmero de posibilidades para encontrar información libre de los filtros y censuras que imponen los medios analógicos.

Por mi parte, considero a blogs y redes sociales virtuales como el nuevo espejo de la verdadera opinión pública, en el sentido más democrático del término. Muchas veces, radicalmente opuesta a la “opinión pública” que difunden nuestros valiosos “líderes”, de radio, prensa y televisión. #HeDicho.


[1] Castells, Manuel. La era de la información. Sociedad red. España, Siglo XXI, 1999, p. 47.

[2] Islas, Octavio. “El prosumidor. El actor comunicativo de la sociedad de la ubicuidad” en Anuario de investigación de comunicación No. 15. México, 2008.

[3] Pellegrini, S., et al. “Valor Agregado Periodístico: la apuesta por la calidad de las noticias”. Santiago, Chile, 2011. Pontificia Universidad Católica de Chile.

[4] Puente, Soledad et al. “Ausencia de valores periodísticos en los medios informativos ciudadanos”,  en Cuadernos de información No. 8, enero-junio 2011, pp. 19-32, Pontificia Universidad Católica de Chile.

[5] Ramírez, Darío. “El incansable afán de querer regular Twitter”, en http://www.sinembargo.com.mx  (06/06/2013).

Anuncios

¿Para qué pitos sirve un blog?

14 Mar

Por: El Ciudadano Cake.

El auge de las nuevas tecnologías de la información llegó con el surgimiento de la Web 2.0, segunda generación de la Word Wide Web (www), a partir de 2004.

Esto sucitó un fenómeno comunicativo popularizado mediante sitios como Wikipedia, YouTube, Flickr, WordPress, Blogger, MySpace, Facebook, OhMyNews y Twitter, además de la sobreoferta de cientos de herramientas para capturar usuarios generadores de contenidos.

¿Que qué significa esto? Que gracias a la Web 2.0 se rompió con el esquema unilateral de la comunicación de masas, pues el usuario dejó de ser consumidor para adoptar el rol de prosumidor al volverse creador de contenidos.

De esta forma, se abrieron las posibilidades de un flujo informativo multidireccional donde emisor y receptor presentaron una interacción comunicativa que dejó atrás los tiempos en que los medios de comunicación detentaron el monopolio de la información, instrumento de poder del que habían despojado al ciudadano común por décadas, quien ahora reivindica su derecho a informar y ser informado desde blogs, páginas web y redes sociales virtuales.

A partir de entonces, se generalizó en la red la aparición de todo tipo de textos que van desde los muy buenos a los más mediocres. Se ha llegado al grado de la saturación. Lo malo es que vivimos en un país donde sobran los escritores pero son muy escasos los lectores.

Ante esta situación de sobrecarga informtiva en Internet queda la disyuntiva de preguntarnos a estas alturas ¿Para qué pitos sirve un blog? ¿Cuáles son los requisitos mínimos que debe tener un rejodido bloguero?

Es muy válido que el blog sirva de diario confidencial donde se viertan aspectos subjetivos como pensamientos, poemas y creaciones literarias, siempre que tengan una calidad mínima aceptable.

Pero es de suma importancia ir más allá. Hacer de lado poses y egos para entender la importancia de este tipo de herramientas; aprovecharlas.

Jürgen Habermas criticó a la comunicación vertical proveniente de las instituciones y los medios tradicionales de comunicación. Llamó a los ciudadanos a construir una opinión pública en el estricto sentido del término.

El uso de la web como zona necesaria del espacio público se advierte en su función como intermediaria entre el poder político y los ciudadanos. El espacio virtual  recrea zonas de esparcimiento y debate que superan las barrearas espaciotemporales que requiere la presencia física, la cual es sustituida por el intercambio virtual de información.

Como señala el especialista Manuel Castells: “La comunicación horizontal que ofrece la red permite una mayor libertad de la sociedad en la construcción comunicativa, tanto en el contexto de las libertades informativas como en el desarrollo de su propia identidad”,[1] por lo que el poder de la sociedad es el poder de la información.

Queda en nosotros canalizar este poder para usar blogs, paginas web y redes sociales más allá de vanidades subjetivas, y así poder reafirmar un espacio público en el que converjan los actos comunicativos de los distintos grupos sociales al margen de la comunicación institucional.

Informar, informarnos de manera fundamentada y saltar el cerco censor de medios como la prensa, radio y, sobretodo, la televisión, instrumentos persuasivos al servicio de estrechos grupos de poder.

El presente blog  fue creado con la finalidad de recopilar (corregidos y aumentados) los textos que he escrito para las páginas de mis carnales de Alterna Radio y Sensacional de Rock. Es también complemento de la labor hecha desde hace tiempo en mi cuenta de Twitter @ElCiudadanoCake.

Espero cumpla la finalidad de llamar a la acción comunicativa entre los demás agentes de la sociedad red y contribuya a establecer vínculos con quienes estén interesados en informarse por canales alternos a los impuestos por las instituciones. #HeDicho.


[1] Castells, Manuel, Comunicación y poder, Madrid, Alianza, 2009 p. 84.@ElCiudadanoCake

Reporteros en Movimiento

Informar sin censura

OMCIM: Los medios y las elecciones 2012 México

Blog histórico (mediateca) con información enero-diciembre 2012

Cencos

Comunicación para el cambio social

Roblesmaloof's Blog

Rights here, Rights now. Human Rights for all.

elciudadanocake

Blog políticamente incorrecto

Crítica Ácida

El Blog sobre la Ciencia Política

Blog de Octavio Islas

"Contra el silencio y el bullicio invento la Palabra, libertad que se inventa y me inventa cada día". Octavio Paz, Libertad bajo palabra.

El Blog de Izquierda

Blog políticamente incorrecto

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

PUROCUENTO

Se pretende ofrecer un abanico de los grandes cuentos y lo que han dicho los maestros del género

cuadrante

El sitio de la radio

Wonderful Cinema

Short reviews on high quality films. No spoilers.

Variopinto

Blog políticamente incorrecto

#YoSoy132oficial

Pagina Oficial del Movimiento #YoSoy132

JOHN M. ACKERMAN

Blog políticamente incorrecto

Jenaro Villamil

Medios, política y diversidad sexual

El Blog del Narco - BlogdelNarco.com

Blog políticamente incorrecto

Artículo 19

Blog políticamente incorrecto

Noticaribe

Noticias desde Quintana Roo